viernes, 30 de abril de 2010

EL LEON Y LA LIEBRE.






Camina un león por la pradera, cuando vio una liebre que dormía plácidamente. Era la oportunidad para atraparla, se decia a si mismo, pero cuando ya estaba apunto de devorarla, vio pasar un hermoso ciervo. Lo pensó dos veces,y dejo la liebre para perseguir al ciervo. La liebre se despertó ante los ruidos que oía, y en dos por tres huyo del lugar.




Mientras tanto, el león corría y corría, pero sus esfuerzos en vano, el ciervo fue mas ágil y logro huir. El león, muy cansado, pensó en regresar a al pradera para buscar la liebre, pero no la encontró. Al final se quedo si la liebre y sin el siervo.





Entonces el león se dijo así mismo: todo lo que me sucedió lo merezco, pues tenia ya una presa en mis manos y la perdí par querer una presa mayor.
Moraleja:
" La ambición puede hacernos perder aquello que con facilidad podemos tener"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada